jueves, 5 de febrero de 2009

Metablog: Influencias, opinología e hipertextos


Cuando comencé con este blog tenía muy pocas nociones sobre cómo, para qué y para quién lo iba a escribir. Fue más algo sentimental que racional. Había oído hablar de los blogs, e incluso lo había intentado con una herramienta del messenger. Pero el resultado era desalentador: parecía el diario de un adolescente triste y recurrente. Tal vez fuera el hecho de no estar expuesto -seleccionaba quién leía y quién no en el espacio- o por motivos personales. Lo cierto es que lo abandoné.
.
Dejando prejuicios a un lado, los blogs que he seguido con más asiduidad son los de Escolar y de forma más reciente El rincón de Pacotto. Y por motivos bien diferentes. En el blog de Nacho Escolar me pasaba -y me paso- el rato leyendo los comentarios de la gente. Suelen estar los mismos siempre y es lo mejor del blog. Puedes estar a favor o en contra, y de hecho tiene un sistema para "ocultar" los comentarios "ofensivos" por parte de los demás participantes. Sinceramente creo que estos últimos son los más leídos y los más divertidos. Son los trolls, tipos cuyo objetivo en la vida es llevar la contraria al sentido común y cualquiera que discuta en un foro. Luego están los habituales, que muchas veces dejan perlas de incalculable valor.
.
El "problema" que alguien puede encontrar a Escolar.net es su tendencia izquierdosa. Bueno, es lo que hay. Si no te gusta no compres. Precisamente lo que me gusta de El rincón de Pacotto es que me enganchó independientemente de ideologías o gustos. Paco Sancho habla de todo un poco, pero sobre todo de periodismo. Como diría aquel, le duele el periodismo y su estado de postración actual. Y no lo hace de manera ácida o venenosa, no recurre al sarcasmo. Lo hace con ironía, normalmente con pasión y siempre -en mi opinión- de manera coherente. Se le puede achacar cierto corporativismo, pero es que aunque ahora se dedique a la docencia, es un periodista de los de antes. De los de verdad.
.
En algunas cosas no estaré de acuerdo con sus opiniones, pero jamás me he sentido herido. Argumenta y debate, pero no cae en la violencia dialéctica a la que sucumben tantas veces los blogs. El otro día me comentó que muchas veces usaba su rincón para ordenar sus pensamientos. Es probable que yo también lo iniciara por la misma razón. Para mí es un ejemplo profesional y bloggero, aunque veamos algunas cosas de manera distinta.
.
Esa creo que es la esencia, no sólo de los blogs, de la vida. El abrir al mundo puntos de vista, sean como fueren y estemos o no conformes. Escolar puede incidir en cuestiones que a mí me llaman la atención, dándoles el enfoque que comparto o no. Paco puede regalarme la oportunidad de hacer una reflexión acerca de mi futuro más inmediato -el fabuloso mundo del periodismo- o darme un toque hacia una cuestión que tenía olvidada o supuesta.
.
Y tan importante es la confianza que depositamos en el que opina, como el interés del que comenta. Cuando comencé Apokalépika hice publicidad porque quería ser leído. Pensé que tal vez tuviera algo que contar. El ejemplo más inmediato lo tenía en Mikel, Jurdan o Ertxo. Gente que me caía bien y cercanos, que tenían su pequeño imperio de opinión en la red.
.
Ahora empiezo a entender muchas cosas. La importancia de los vínculos hipertextuales es un ejemplo. Yo cuando hablo tengo un amontonamiento de ideas en la cabeza. Tiendo a dar interminables circunloquios para explicar todo lo que tengo que decir. El vínculo hipertextual permite remitir a ese circunloquio sin desviarnos del tema. Sé que la gente tiende a no entrar, pero al menos estamos "justificando las fuentes", algo muy periodístico. Me da miedo ser opinólogo sin bases ni sustentos, y señalar de qué estamos hablando me parece básico. El único miedo que me da, a parte de saturar el texto de colorines, es que uno se haga el listo fingiendo haberse leído todos los enlaces que pone. Yo en ocasiones no lo hago.
.
También la necesidad de la interacción. Un blog sin comentarios es desalentador. Yo tengo a senior, que me comenta siempre, pero yo he leído blogs en los que no ha comentado nadie. Admiro el tesón y generosidad de esa gente que sigue propiciándote buenos ratos aunque no le des ni las gracias. Yo antes no comentaba por vergüenza y porque pensaba que no tenía nada que decir. Ahora entiendo que todos tenemos algo que decir.
.
Un blog es un proyecto personal, voluntario y en ocasiones solitario. Sirve para ordenarte los pensamientos y para algo muy importante: si estás dispuesto a publicar algo para que lo lea cualquiera, debes de pensarlo de verdad. No valen las medias tintas. Yo respondo de mis textos, mis opiniones y mis afirmaciones. En otro caso no valdría nada. Por eso le he cogido cariño a mi rincón. Y a otros, cercanos o lejanos. Gracias a todos.
.
Salud & aventura!
.

PD: Metablog será una sección fija para comentar cosas sobre este blog, otros blogs y el mundo blog. Iba a hacer otro blog, pero me parecía demasiado. Aunque si alguien se anima, podemos hacer que Metablog funcione en un sitio independiente.

6 comentarios:

senior dijo...

¡gracias!... pero la verdad es que me gusta, es como un vicio, ya no fumo, pero apetece mirar apokalépica un ratito, corto, suficiente, y descubrir con sorpresa algo nuevo. Sigue, yo, seguiré mirando.

senior dijo...

ah, y equivocarme con frecuencia y luego correr a corregirlo....apokalépika...

Arnau dijo...

Yo también le he cogido cariño al tuyo. Tienes razón con el blog de Escolar: es casi el reposo del guerrero progresista, allí donde nos encontramos todos, una referencia ideológica. Escolar ya ha dejado de poseer su blog, ya casi no le pertenece, nos pertenece a sus comentaristas. Esa es su grandeza y a la vez su miseria. El tuyo es más humilde, invita más a la reflexión de tus análisis. No por ello más simple.

El antihéroe dijo...

Gracias a los dos. Arnau, llegué a tu blog precisamente desde Escolar. Éramos muchos los que deseábamos que tus misivas tuvieran un envoltorio propio. Espero que actualices más amenudo si el tiempo te lo permite.

Senior, te invitaré a unas cervezas negras. Las pagas tú.

ertxo dijo...

Así que te CAIAMOS bien, ¿eh? ¿Ya no te caemos? ¿Ya no somos cercanos? Ya te pillaré ya... el aikido es poderoso...

Tú disfruta de tu blog. Escribe cuando te apetezca, sin obligaciones, es la mejor manera de contar cosas interesantes o por lo menos con sentimiento. Yo he tenido meses con 3 entradas y otros con 18. Depende del momento y las ganas.

Ánimo, que no soy periodista, pero te leo ;)

Paco Sancho dijo...

Gracias, Antihéroe. No entraré en detalles pero me siento muy, pero que muy bien después de leer lo que piensas de mi humilde rincón.
En cuanto a lo de los comentarios, creo que es donde menos estoy de acuerdo contigo, en el sentido de que yo prefiero que haya silencio a leer lo que alguien escribe por escribir. Mi tesis, al respecto, es que basta saber (y eso como sabes es muy fácil) que una persona vuelve periódicamente al rincón para saber que le gusta o, cuando menos, le interesa lo que allí dejo.
Pero, en cualquier caso, me alegro de que estés en esto. De verdad que sirve para ordenar un poco la azotea personal...
Un abrazo.