domingo, 1 de febrero de 2009

Brainstorming: Lluvia de ideas (I)

Viñeta de un tal Canary Pete
Mi ordenador portátil murió el 25 de enero, dos días después de mi cumpleaños. Por eso me es imposible actualizar con el esmero y dedicación de antaño. Se me agolpan las ideas y no puedo hilarlas en el lienzo apokalépiko o rockanrolesco tanto como me gustaría. Mis más sinceras disculpas al respecto.

De todas formas siempre que no se puede o no se debe hacer algo, sientes un poderoso impulso para hacerlo. Echo de menos mi ordenador, con todos mis documentos, fotos, canciones y cosas rescatadas de internet. Como los legendarios fotomontajes de Bush y los monos. Pero bueno, las perdidas no hacen más que abrirnos abanicos de posibilidades y sentimientos.

La primera idea que me ronda estos días es por qué la industria de cine hollywoodiense ha utilizado a Meryl Streep como una chica atractiva y sexy. Cuando veo el rostro de esta mujer sonriendo en alguna de sus peliculas con coquetería, siento que dentro de la cabeza algo me da martillazos diciendo "¡pero si es hórrida!". Sobre gustos no hay nada escrito, pero aquí nos la colaron con queso. Meryl es la mujer con la que se identifican las feas diciendo "ves, con determinada iluminación y maquillaje, una nariz en extremo puntiaguda es dulce y agradable". Y ese par de ojos de roedor. Esencialmente de rata.

Pero hablemos de cosas realmente dulces y agradables: voy a montar un partido político. Preferiblemente de derechas. Lo que la política nos está enseñando estos días es que hace falta un cambio (yes, we can) y que es el turno de las políticas IKEA. Tú adquieres el compromiso y tú te lo montas, haciéndote enteramente responsable. Incluso pones el dinero. Creo que la queja indolente y penitente acerca de lo malos que son nuestros políticos es tan estéril como fraudulenta. Montemos un partido desde la más supina ignorancia para desafiar todas las normas. Lo peor que puede pasar es que ganemos.

Y por último, y por ello menos importante, tengo la firme intención de hacer un concierto. El primer y, presumiblemente, último concierto de La Vereda. La idea era que la gente pagara la entrada para no asistir al concierto, generando un movimiento solidario que evitara el empeoramiento del tiempo climatológico. "Si quieres que no haya concierto, manda un mensaje al 694834895...". Luego pensé que igual habría gente que preferiría no pagar y verme hacer el ridículo. Y gratis. Así que sus deseos son órdenes. El cuándo, cómo, quién y dónde está en el aire. Se admiten propuestas.

Así que nada, en ocasiones está bien no hablar de política ni cosas peores. Un último apunte: Rockanrola ha cambiado ligerísimamente de diseño. Del fondo negro y marcadamente emo, ahora es blanco para facilitar la lectura. Un pajarillo me dijo que hacía daño a la vista y tenía razón. Ahora es legible -aunque lo que esté escrito es un truño- y podéis pasar a verlo.

Salud & aventura!

3 comentarios:

Xenior (por subvertir) dijo...

Bueno, bueno... un partido político que no gane, un concierto que se paga por no ir, un libro que nunca se empieza o se acaba, con sus páginas en blanco... son ideas, ¡pero qué ideas!¡subversión! ... ahora me explico la iglesia de los ateos, parece la iglesia romana sin Mesías, sin Salvador, tuvo que huir para evitar que lo prendieran... ¡subversión!

izanik dijo...

Vaya, lo siento por tu portatil!! Por cierto... Sabes que parte en concreto a muerto? Si el disco duro no está roto, puedes recuperar todos los datos fácilmente y además tener un disco duro portatil (con un adaptador USB que te puedes comprar por 10 euros). De hecho, eso he hecho con un viejo portatil de cuyo nombre no quiero acordarme.
Sobre el concierto... Espera a por lo menos Mayo!
Un abrazo

izanik dijo...

Lo siento por la h y el acento. Es que en entornos periodísticos, uno no puede andarse con tonterias xD