martes, 13 de enero de 2009

Gallitos, gallinas y pollos flacos

Cuando vimos que la secretaria de Estado, esa morenita rechoncha, por razones que no entendemos, quería votar a favor de la resolución de la ONU... busqué a George y me dijeron que estaba dando un discurso en Filadelfia. Yo dije: "¿Y qué? Quiero hablar con él ahora mismo". Le sacaron del podio donde estaba leyendo su discurso, le llevaron a otra habitación y hablé con él. Le dije que no se atrevieran a votar a favor de la resolución de la ONU. El muy tarado me contestó: "Escuche, no sé de qué va, no la he visto, y no estoy al corriente del texto". ¡El muy inépto no tenía ni idea de lo que pasaba en las Naciones Unidas! Usando un tono más paternal le dije: "Tengo confianza contigo. No puedes votar a favor. Cuando dejes la presidencia aquí tendrás un sueldo".

Si llega a salir adelante esa resolución, podríamo haber tenido algún problema. Ahora que ese tal Hussein Obama va a sustituir a nuestro títere, tenemos que dejar todo atado y bien atado. George dio la orden a la secretaria de Estado y ella no votó a favor de una resolución que ella tramó, redactó, organizó y maniobró. Condy quedó bastante avergonzada y se abstuvo al final. Grandes amigos los americanos...

Lo que realmente dijo Olmert a los periodistas recogido por El antihéroe. Las versiones manipuladas por el poder aquí:
http://www.elpais.com / http://www.elperiodico.com

Ehud Olmert va camino de ser recordado como uno de los mayores hijos de puta de la historia reciente. No le basta con andar haciendo la guerra a mujeres, niños, hombres y algún terrorista. Lo que le gusta a Ehud, encima, es pavonearse. Recuerdo un tiempo en el cual papá EEUU cuidaba y vigilaba a su retoño fariseo. Ahora el niño, como todo malcriado, da ordenes a su padre mientras hace, para escarnio de la comunidad internacional, lo que le viene en gana.

El otro día Nacho Escolar, al que acaban de largar de la dirección de Público, decía que no se puede comparar lo que hace el Estado de Israel con lo que hicieron los nazis. También afirmaba que un 90% de la población de dicho estado apoyaba la guerra. Mal asunto, aunque eso sí, estamos en una democracia de corte occidental. A Hitler también le aupó una democracia occidental, pero eso es otro cantar. El complejo que tienen los alemanes con lo que pasó es rocambolesco comparado con la poca conciencia de los sionistas. Los palestinos no son de los nuestros.

No sé si alguien se acordará de cómo llego Olmert al poder. Lo cierto es que a mí se me había olvidado hasta hace poco. ¿Os acordáis de Ariel -como la Sirenita- Sharón? Es éste de aquí. Ariel está en coma profundo y en virtual estado vegetativo. Una serie de infartos cerebrales y hemorragias le dejaron así. Por entonces, comienzos del 2006, pensábamos que sería para mejor. Mejor para él, porque así el mundo olvidaría su brabuconada -otro gallito- en la explanada de las mezquitas, e Israel podría desvincularse de su fanatismo.

Craso error. Olmert no sólo es tan gañán como su predecesor, sino que además es más corrupto y más chulo. No sólo ha aplastado Gaza sin ningún tipo de consideración, sino que ha quitado el velo de las vergüenzas a los ojos del mundo. Los dirigentes mundiales son una panda de pusilánimes que temen la bíblica ira de Dios. Porque después de las declaraciones de el Primer Ministro israelí, Bush queda de calzonazos y Rice de bragazas.

Lo he dicho, Ehud Olmert es un gran tipo. Un gran hijo de puta. Se pasa por el forro los derechos humanos, la memoria histórica, la opinión pública, el bien, el mal y todo lo demás. ¿Y pensábamos que EEUU les podría parar? Israel es el único país que en sábado no permite ayuda humanitaria, pero que sí tiene permitido asesinar -oído el sábado en radio nacional-. Por lo que parece, además de tomarse su religión con ambigüedad, también la lealtad.

El bueno de Geroge W. Bush sin embargo se siente orgulloso de su gestión. Tampoco conoce la vergüenza. Viendo sus amigos -Aznar, Blair, Olmert,Berlusconi,Putin...- parece el más inocente y bobalicón. Los otros son una panda de desgraciados, malas personas y cabrones en grado sumo. Mala gente. Bush simplemente es tonto. Un tonto trágico, que ahora no da más que pena. Se nota en sus declaraciones, en las fotos. No sabe hasta que punto le han utilizado, hasta que punto "no estaba al corriente" de todo. Siento auténtica lástima por él.

Salud & aventura!

1 comentario:

Leví. dijo...

Hace breves instantes, ha declarado la Clinton en el Senado que "no van a permitir un Iran nuclear", y para ello usaran todos, (todos) los medios que sean necesarios"...¡y no esta en el gobierno!... ¡pobres palestinos!, pero también ¡pobres israelitas!... no siempre se tiene lo que merece.