miércoles, 10 de diciembre de 2008

Sleep

Cuando inicié este blog -hace cuatro días- me propuse no caer en ese manido recurso que utilizan tantos bloggers -gente que tiene un blog- de poner un vídeo o una foto. Quería contar cosas. Así que antes de poneros el video voy a intentar contaros algo.

Ahora mismo me muero de sueño. Ha llegado el miércoles, el ecuador de la semana, y la semana siguiente promete ser igual de angustiosa. Angustiosa en el sentido de que no llegan la navidad y las vacaciones -estas últimas no llegarán- para tomarnos todos un respiro. Cuando uno tiene sueño, tiende a pensar que todo es gris. Al menos a mí me pasa. Miras lánguidamente al infinito e intentas dormir con los ojos abiertos, pasar el rato en un estado de conciencia inalterable.

Me siento tocado, sobrepasado y cansado. Y encima el consumo inexorable de nuestra vida en forma de dinero metálico y electrónico tiene visos de agrandarse hasta lo epopéyico. La factura del móvil nunca es una buena noticia, como la factura de una buena comida. Algún día contaré mis aventuras y desventuas con el artilugio que desembocó en el reconocimiento de mi primera manía maniática: odio hablar por el móvil. Y lo peor de todo es que lo hago frecuentemente. Soy un protomártir. O mártir entero.

En fin, que me duermo. I need some sleep, que dirían en las islas británicas y contubernios pijilonguis. Os dejo con una versión extendida de una canción de The Dandy Warhols. Uno de los textos más largos que he escrito nunca está inspirado por esta canción. Se llama Sleep, y aunque a muchos os resultará rayante, a mi me gusta.

Salud & aventura!



1 comentario:

Senior dijo...

Dios ¡cómo odiaba los móviles!... ¿si?, ¡perdón! ¿si?,...si, si un momento... luego sigo, me llaman por el móvil...................