miércoles, 31 de diciembre de 2008

El Águila Real


Estamos de enhorabuena. La Junta de Andalucía ha hecho público el primer censo regional de Águila Real desde 2006 y al parecer este año hay un 7% más de parejas reproductoras que hace un par de años. Puede parecer una cosa baladí, pero tiene su miga. Los datos de este año confirman el excelente estado de forma del Aquila chrysaetos, ya que supone un incremento del 56% de población reproductora -descontando viejunos y crías- desde 1990. Despedimos por lo tanto el 2008 con una excelente noticia, sobre todo para todos los ornitólogos. De Andalucía.

Y es que en la vida hay que ser optimista. A las águilas reales les ha ido bien. Yo no soy, como señala mi amigo Toloko, un pesimista. François Truffaut -trufó para los cinéfilos- decía que el pesimista es un optimista con experiencia. Ser un optimista recalcitrante como yo no impide de ningún modo ser consciente de mi realidad. El optimista no es un tonto funcional.

Aunque a decir verdad, no sé a quién quiero engañar. Lo de las águilas reales está bien, sobre todo para los ornitólogos andaluces. Pero la cuestión que me asalta es otra. Este año se han censado
327 parejas de águilas reales, unas cuantas menos que muertos en Gaza. Y si no hablo de eso es porque puede que me llamen nazi, antisemita, judiófobo o miserable. O progre, no sé que es peor. Posiblemente lo de progre -esto es un guiño a mikel-.

Y es que los judíos no levantan pasiones. No porque se cargaran a Jesucristo, nosotros lo habríamos hecho igual y de hecho lo continuamos haciendo hoy de formas menos ortodoxas. El desapego que producen tiene otra razón. Descartando la usura, tran prolífica en estos tiempos, a lo que me refiero es a su elitismo. Los judíos -los de pura cepa, no Spielberg- son igual de sectarios que los musulmanes y de una mirada tan obtusa como la de un clan gitano primitivo. Y creen que lo suyo es tan bueno, que se lo guardan para ellos.

Hay tres religiones monoteístas principales. El Islam -los "malos"-, el Cristianismo -los "buenos"- y el Judaísmo -los "feos"-. De los tres, dos tienen vocación universal. Tanto para musulmanes como para cristianos su mensaje es tan terriblemente cojonudo, que quieren compartirlo con el mundo. Terrorismo, cruzadas, misiones, comercio... Lo que sea. Los judíos sin embargo exigen que te cortes el prepucio, y ni así serás judío de verdad. El judaísmo -de pura cepa- es como una enfermedad hereditaria.

Por eso durante sus numerosas diásporas y éxodos -pobrecicos, han tenido mala suerte- se han organizado en guetos y han seguido fomentando sus intereses de manera ajena al mundo. Aunque eso no es del todo correcto. Han dado a la mundo el socialismo -Marx- la relatividad -Einstein- o el psicoanálisis -Freud-. Mahler, Kafka o Dylan, Woddy Allen y Groucho Marx. Si quereis saber más aquí hay una lista. No en vano no llegan al 0,25% de la población mundial, y sin embargo han conquistado el 27% de los premios Nobel. Posiblemente esta última estadística no tenga nada que ver con la penuria en áfrica y con la opulencia hebrea. Lo que pasa es que los negros son tontos, no es que sean pobres.

No quiero ser injusto. Como he señalado, los judíos han hecho mucho por el mundo. Lo reconozco. Y sí, creo con Adorno que después de Auschwitz no se puede hacer poesía. Allí, además de judíos, se masacraron gitanos, homosexuales, comunistas, retrasados y paralíticos. Sin embargo, la aberración que supone la HaShoá, no justifica la beligerancia actual.

Después de la II Guerra Mundial se decidió -decidieron los amos del mundo- dar una tierra a los judíos. Por fortuna ellos eligieron el dónde, porque a lo mejor les daban la península. Total, nosotros nos habíamos organizado primero para expulsarlos y masacrarlos antes que los alemanes. El único inconveniente es que no les dejaron escoger el cómo.

Lo realmente dramático es que los palestinos son las gentes que vivían en Palestina. El interés británico en las empresas hebreas benefició la creación del Estado de Israel, que partía con ventaja sobre el resto. Con la ayuda bélica de EEUU y la ayuda de Yahvé dieron por el culo a los moros y se hicieron con su espacio vital. Por desgracia, los anteriores habitantes, despojados de lo único que poseían -la tierra-, decidieron responder con el terrorismo, en vez de irse a abrir joyerias a Nueva York. Y se inició la guerra eterna.

Como todo el mundo sabe, la sangre llama a la sangre. Lo dice el Talmud: Ojo por ojo, diente por diente. La parte que no llego a comprender es la desproporción entre el ojo palestino y el ojo hebreo. Y la impunidad de la que goza Israel para asesinar a la gente sin juicio alguno. Hablo de reventar la casa, con todos su vecinos dentro, donde vive un terrorista. Desde que Bush inventó lo de la Guerra contra el Terror, Fedeguico está deseando que el ejército entre en las Vascongadas con los tanques al más puro estilo israelí.

Me llamarán nazi, antisemita, judiófobo o miserable. Que los moros empezaron antes. ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? No lo sé. Sólo sé que un estado se deslegitima con el uso de la violencia sobre inocentes. Ban Ki-moon -sí, esa es su cara, ¿a que no lo conocías?- ha pedido a los israelíes que dejen de matar y a los palestinos que dejen de morir. Lo más parecido a una condena que escucharemos. Pero lo cierto es que desde aquí, alto y claro, quiero dejar clara mi opinión: hace 50 años el pueblo de Israel descubrió que el hombre es el único animal capaz de la mayor crueldad sin atisbo de culpabilidad. Descubrió que si se saben manejar bien los hilos puedes montar un Auschwitz en tu finca de recreo. Y desubrió que al igual que la vida de un judío en el Tercer Reich no valía nada, en el actual Estado de Israel no vale nada la vida de un palestino. Yo tengo un refrán para eso: de tal palo tal astilla.

Al menos siempre nos quedarán las águilas reales.


5 comentarios:

ertxo dijo...

Es igual, mientrás las religiones sigan teniendo el peso que tienen en la sociedad, sobre todo en las menos desarrolladas, seguiremos viviendo conflictos bélicos y viendo como el resto del mundo hace la vista gorda porque no va con ellos.

Por cierto, siempre has sido pesimista, sobre todos con algunos temas, pero si has cambiado, me alegro majo, que la vida son dos días.

A ver si te veo y sigo enseñando algo de aikido ;)

El antihéroe dijo...

Hombre... se pueden hacer matizaciones:

- El fundamentalismo en zonas deprimidas genera dinámicas de violencia. Cuando no tienes nada a lo que aferrarte y te vienen con la moto de 77 vírgenes, vas de cabeza.

- El fundamentalismo nacionalista hace, aquí en el primer mundo, que chavales de nuestras edades apuesten por pegar tiros en la nuca.

- El Estado de Israel practica con total impunidad el terrorismo de estado. Y no están poco desarrollados. Su caso es paradigmático en el mundo.

- He sido, soy y seré un optimista con experiencia: un pesimista. Aunque ahora la experiencia me dice que el mundo no es tan malo.

- Sobre el aikido, yo encantado. Aunque a lo mejor sin Alicia delante no tienes alicientes.

Un beso guapo.

Jurdan Arretxe dijo...

Que pese a todo, el 2009 sea el año del verdadero cambio (a bien).

Un abrazo, Apokalépiko.

Senior dijo...

Ciertamente es como los defensores de los toros bravos y al lado matan a mujeres los "maridos", machacan a niños de meses por entretenerse, hay mayores solos que no les llega la pensión para butano, y chavales de chutan por no tener locales o medios o ideas... ¡Dios salve Palestina! ¡God save Palestine! a los habitantes, el Dios de los tres, porque sus "hombres puente" les mataran a los tres.

izanik dijo...

"De diez cabezas, nueve
embisten y una piensa.
Nunca extrañéis que un bruto
se descuerne luchando por la idea."

"Cuatro cosas tienen el hombre
que no sirven en el mar:
ancla, gobernalle y remos,
y miedo de naufragar."

Machado, Proverbios y Cantares

PD: Guille, con 23 añitos no creo que podamos presumir de mucha experiencia :-)